top of page

La Transformación del Trabajo en la Era Digital

Muchas empresas, siguen aplicando prácticas de la época industrial a patrones de la nueva era digital. Sistemas jerárquicos de cadenas de mando versus emprendedores autónomos y un mundo de individuos en red. Estamos atravesando una nueva Revolución y cambios fundamentales en nuestra manera de vivir y trabajar, y a diferencia de las anteriores revoluciones, ésta en una sóla década ha tenido tal impacto que las anteriores lograron en un siglo.

Para que su Empresa funcione, es necesario revolucione sus prácticas de gestión.

Consideraciones Claves para una empresa en la actualidad:

Empleados Autónomos

Delegar a los individuos de niveles inferiores. Que ellos decidan cuándo, cómo y dónde realizar su trabajo, provocando así menos stress y más motivación.

Equipos Virtuales

Ya no se necesita estar físicamente juntos para formar un equipo. Las tecnologías sociales y sistemas de video conferencias permiten trabajar conjuntamente sin importar el lugar donde se encuentren. Algunas reuniones presenciales serán necesarias, pero debe ser considerada como una alternativa cara y que consumo tiempo valioso.

Recompensas basada en Resultados

No fomentar los largas jornadas de trabajo, sino que anime a sus colaboradores a cumplir objetivos usando iniciativas propias y terminando en el menor tiempo posible.

Existe una confluencia interesante en la historia del trabajo. Algunas empresas reconocen que el mundo ha cambiado apalancado en la tecnología , y especialmente la Mobile, y tratan de adaptarse, pero muchas continúan como si nada hubiera sucedido. Aquellas que no se adapten , perderán de su plantilla a los trabajadores más preparados.

¿Por qué tenemos que organizar nuestras vidas personales alrededor de unos patrones laborales fijos cuando muchas de las activi­dades se pueden realizar con flexibilidad?

Hoy tenemos una generación de jóvenes que se incorporan a la fuerza laboral y que no han conocido un mundo sin internet. Dan por sentado que podrán comunicarse con sus colegas allá donde estén y en el momento que quieran. No entienden los lími­tes tradicionalmente establecidos entre vida privada y laboral ni la necesidad de estar atado a un despacho para poder trabajar. Cuestionan la cultura de las largas jornadas y el modelo laboral del «presencialismo» heredado de las generaciones precedentes. Además, valoran su libertad personal, por lo que esperan tener poder de decisión sobre la prevalencia que debe tener el trabajo en sus vidas.

Uno de estos ejemplos es Ryan, empresa global de servicios fiscales. Su programa MyRyan permite a los empleados trabajar en cualquier lugar y momento siempre que cumplan con su cometido. No hay horario obligatorio ni oficina fija y tampoco un calendario. Tal y como recogemos en Future Work, «los resultados son impresio­nantes», en palabras de Delta Emerson, actual jefa de personal. «En los últimos años hemos recibido más de cien premios a la excelencia en calidad de empleo, entre ellos el prestigioso Great Place to Work (gran lugar para trabajar) de Fortune, en Estados Unidos y Canadá. Nuestros empleados valoran mucho la flexibilidad, lo que nos convierte en “imán de talentos” y nos permite tener una plantilla más esta­ble. Además, los indicadores de rendimiento que preocupan a cualquier consejero delegado —satisfacción del cliente y beneficios— se han disparado. La flexibilidad es un imperativo en los negocios y no simplemente un bonito detalle.»

Se viene un cambio de cultura organizacional muy duro, pero necesario. Gurús de la gestión, psicólogos ocupacionales y líderes motivacionales llevan diciendo lo mismo cincuenta años. Si damos instrucciones a los individuos, se limitarán a cumplirlas. Si les damos responsabilidad, se sentirán motivados para ir más allá. Atrás queda la era del «taylorismo», en la que el trabajo se reducía a sus elementos más simples y los empleos eran intrínsecamente aburridos. Ahora, el trabajo repetitivo lo hacen ordenadores y robots, y las personas son empleadas por sus destrezas humanas.

La generación de «nati­vos digitales» que acaban de incorporarse a la fuerza laboral durante esta última década está cuestionando las ideas preconcebidas sobre empleo. No están dispues­tos a limitarse a hacer lo que se les diga. Cuando preguntan por qué tienen que trabajar del modo en que lo hacen, no obtienen respuestas satisfactorias

Un ejemplo de esto, y que ha sido uno de los early adopters de ésta nueva forma de trabajo, es Unilever. Durante los últimos años, Unilever ha ido introduciendo modos de trabajar radicalmente nuevos en sus sedes de todo el mundo. A finales de 2009 puso en marcha su programa de Trabajo Ágil, que contiene los siguientes principios:

  • Todos los empleados pueden trabajar en cualquier momento y lugar siempre que cumplan con las necesidades del negocio.

  • Los líderes deben dar ejemplo trabajando de un modo ágil.

  • El rendimiento se determina por los resultados, no por horas de pre­sencia. Todo empleado tiene un plan personal de trabajo que especifica los resultados deseados y la manera de medirlos.

  • Evitar los viajes siempre que sea posible.

  • Se evaluará anualmente la capacidad de los directivos de fomentar la agi­lidad laboral y de esta evaluación dependerá una parte variable de su salario.

Se exige a los líderes que sean un modelo y adopten los principios, la tecnología y los medios del Trabajo Ágil. Alrededor del 20% de los puestos de altos cargos de Unilever es «de libre localización», lo que significa que quienes los ocupan pueden residir en cualquier lugar del mundo. La empresa ha invertido en formar a la gente en los objetivos del negocio, en cómo trabajar y colaborar de forma remota y en gestionar y participar en equipos virtuales.

El equipo JSS TECHNOLOGIES puede ayudarle a preparar a su organización en entrar en éstas nuevas filosofías de trabajo, en el desarrollo de competencias digitales para su organización y empleados, y en escoger las tecnologías y mecanismos para facilitar el trabajo a sus colaboradores en la nueva era con las tendencias actuales.

Referencias:

Maitland y P. Thomson, Future Work: Changing Organizational Culture for the New World of Work, Basingstoke, Palgrave Macmillan, 2014. <http://www.futureworkbook. com>

Intuit Report 2020: Twenty Trends That Will Shape the Next Decade». http://www.intuit.com/2020

BBVA OpenMind

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page